domingo, 22 de diciembre de 2013

PERALTA. Estreno de La Trapera

Veraneantes

El próximo miércoles 25 de diciembre cita anual navideña con el Teatro Amateur en Peralta.
La Trapera desde su formación no ha dejado de estrenar en estas fechas. Este año nos presenta una adaptación de la comedia de Carlo Goldoni "Le smanie per la Villegliatura", que han titulado "Veraneantes".


La obra es una comedia de enredo que gira en torno a dos familias de la alta sociedad que preparan sus vacaciones. Un verano que piensan vivir a todo trapo; pero que quizás se vea malogrado por sus líos amorosos y la presión social del "qué dirán".
En esta ocasión el montaje ha sido dirigido por Juanma Casero, un joven director al que tuve ocasión de conocer con motivo de la participación en el Festival del Tercer Sector de "La Platea", el grupo de teatro aficionado con el que empezó su andadura teatral.
Me parece interesante exponer alguna de sus reflexiones en torno a la relación entre la profesionalización y el teatro amateur a partir de su experiencia, en esta ocasión en que vamos a poder conocer su trabajo como director a través de este montaje de un grupo navarro.

Dice Juanma:

  • A los veinte años, mas o menos, tomé la decisión (no tengo muy claro si buena o mala, aun lo estoy pensado) de hacer del teatro y sus derivados mi forma de vida: actor, iluminador/alumbrador, conductor de furgoneta, ayudante de dirección, profesor de teatro, monitor de teatro, director, regidor, productor, gestor, camarero, versionador/distorsionador, escritor... decía mi abuela, aquello "quien mucho abarca poco aprieta" y de todos estos oficios, al final, el resumen se queda en "teatrero". Una forma de vivir, o de sobrevivir que añade mi señor padre. Pero esta retahila de cosas nace de algo que está ahí dentro, pero que necesitó de buena tierra y buen cuidado para crecer. Con veinte años pensé que aquello que hacía por divertirme con mis amigos, con los compañeros del colegio y del instituto allá en aquella llanura manchega de Tomelloso y que me hacía además distraerme de mis clases de Empresariales podría ser el camino de verdad, el de la vida que quería tener.

Esta manera de iniciarse en el teatro es frecuente. Forma parte de la historia de la mayoría de los profesionales de las artes escénicas y Juanma nos lo cuenta muy bien desde esa perspectiva amateur que tiene mucho que ver con el teatro independiente donde el actor/actriz tiene que ser un "multiusos".

  • Desde que trabajo en el teatro, vivo del teatro, y sufro por el teatro, no he dejado de vincularme de una u otra manera con diferentes grupos, certámenes, y personas, que bien por no poder o por no querer, hacen del teatro aficionado una forma de vida. Supongo que cada cual contará su caso, pero el mio es ese, el que me hace recordar que sin levantar un palmo, mi padre me llevaba a los ensayos de su grupo, en la casa de cultura, para luego verlo ahí, haciendo algo que para mi era casi mágico, como era "interpretar un papel" Los grupos de teatro amateur, aficionados vocacionales al teatro, son la tierra buena, el abono, el regadío y el sol y el aire que en muchos casos ayudaran a que gente como yo, pueda asomarse a respirar teatro, quizá sean los culpables de envenar almas, que errantes no pararán hasta, o al menos intentarlo, hacer del teatro su sustento, vital y económico.
Agradezco a Juanma estas palabras de amor al teatro y que refuerzan ese argumento de complementariedad entre el mundo profesional y aficionado que los grupos amateurs no nos cansamos de repetir.
La cita con la Trapera y con Juanma Casero se prolonga hasta el día 30 de diciembre en la Casa de Cultura de Peralta a las 21:30.
Este año me la tengo que perder pero desde aquí les deseo el éxito que se merecen.
Javier Salvo

No hay comentarios:

Publicar un comentario